Complejo Arqueológico Mateo Salado

Mateo Salado fue un centro administrativo–ceremonial Ychsma, reocupado luego por los Incas. Los Ychsma se desarrollaron autónomamente entre los años 1100 y 1450 de nuestra era, y bajo el dominio de los incas entre 1450 y 1535. Fueron una confederación de pequeñas naciones, conocidas como «Curacazgos» por haber estado bajo el mando de un gobernante al que se denominaba Curaca. Mateo Salado habría sido la capital de uno de estos curacazgos, sin embargo aún no se sabe con certeza a cuál perteneció.

Huaca Mateo Salado

En los centros administrativos-ceremoniales como Mateo Salado sólo residieron las élites, es decir, el sacerdote, el curaca y los familiares de estos. El pueblo vivía en caseríos de los alrededores, dedicados a la agricultura y ocupando casas de esteras o cañas. Cada cierto tiempo el sacerdote o el curaca convocaban a los pobladores para que asistieran a los centros administrativos-ceremoniales a construir, erigiendo nuevos edificios o engrandeciendo los ya existentes.

Los Ychmas de Mateo Salado cultivaban maíz, maní, etc. Complementaban su alimentación con camarones obtenidos del río y quizás de los grandes canales de regadío, y con productos marinos (moluscos diversos, peces y cangrejos) intercambiados con los curacazgos vecinos a la playa como Maranga o Sulco.

Origen del nombre Mateo Salado

Recibe su nombre del francés Matheus Saladé (1528-1573) que llegó al Perú durante el Virreinato, luego de huir de la persecución religiosa en su país, y se instaló a vivir como un ermitaño por muchos años en este complejo arqueológico. Fue acusado de hereje luterano por la Santa Inquisición, siendo condenado a muerte y ejecutado en la hoguera en 1573.

Las Pirámides del Complejo Arqueológico Mateo Salado

El complejo arqueológico monumental Mateo Salado presenta cinco pirámides escalonadas truncas (designadas como A, B, C, D y E) construidas en tapia.

Complejo Arqueológico Mateo Salado

Pirámide A: Con una altura de 18 metros y 164 metros de largo, es la pirámide mayor del complejo arqueológico y habría sido el templo principal de este. Se ascendía a ella desde la extensa plaza principal del sitio, por una gran rampa o escalera ubicada en el frontis norte. En su cima se observa una serie de amplios patios, caracterizados por tener en dos de sus lados, escalinatas que ascendían a plataformas laterales

Pirámide A de Mateo Salado

Pirámide B: (ver foto de portada) Es la segunda en tamaño del complejo arqueológico e, hipotéticamente, pudo haber sido el palacio principal de este. Está conformada por una serie de recintos y plazas de gran extensión. Las investigaciones sugieren que tuvo un carácter residencial, a manera de un palacio de la élite dirigente o un templo de pescadores locales ychma. En sus muros se han encontrado representaciones de aves en frisos y grafitis.

Pirámide C: Presenta una planta cuadrangular de 90 metros por lado y alcanza los 9 metros de altura. Todavía no ha sido sujeta a excavaciones arqueológicas, por lo que no puede determinarse su función. Al igual que la pirámide A, esta pirámide tiene una serie de grandes recintos que ascienden escalonadamente de norte a sur.

Pirámide D: Mide 92 metros de largo por 80 de ancho y unos 7 metros de alto. Es una de las dos pirámides extramuros de Mateo Salado, pero se desconoce su función ya que aún no ha sido sujeta a excavaciones arqueológicas.

Pirámide E: Tiene una planta cuadrangular de unos 50 metros de lado y llega a los 7 metros de alto. Es la segunda pirámide extramuros de Mateo Salado y, al igual que la D, se orienta en dirección al mar. Habría sido un pequeño templo Ychma durante fines del Intermedio Tardío, que fue luego reutilizado como un cementerio Ychma-Inca. Se ha recuperado restos de 53 entierros de este último periodo, de los cuales sólo nueve se habían salvado de ser huaqueados. Entre estos destaca un gran fardo con falsa cabeza.

Pirámide E de Mateo Salado

Frente a los monumentos se observan una serie de plazas que sirvieron como antesala para los visitantes del lugar. Una de estas plazas presenta un «ushnu» (estructura de carácter religioso utilizada para actos ceremoniales). El sitio presenta también una gran muralla hacia el lado este que sirve de protección al complejo.

¿Cómo llegar a Mateo Salado?

El Complejo Arqueológico Mateo Salado está ubicado en la Av. Mariano Cornejo cdra 12, Plaza de la Bandera, Lima Cercado.

A unos metros de la Plaza de la Bandera, se encuentra uno de los complejos arqueológicos más importantes y extensos de la ciudad de Lima. Con cinco pirámides escalonadas truncas, Mateo Salado fue un centro ceremonial Ichma que luego fue reocupado por los incas. ¡Visítalo con tu familia y amigos!

Costo de ingreso a Mateo Salado:

Adultos: S/. 10.00  |  Estudiantes: S/. 5.00  |  Escolares, niños: S/. 1.00

Horario de atención de Mateo Salado:

De Miércoles a Domingo de 9am a 4pm



🥇 Descubre más: 🙂

✅ El Mito de Kon y Pachacámac

✅ Los logros alcanzados por la Cultura Lima

✅ El perro peruano sin pelo es Patrimonio de la Nación

✅ Las illas y conopas, amuletos andinos para la abundancia

✅ El ave, el felino y la serpiente, animales sagrados de los incas